Distrito Térmico de EPM Medellín

EPM pone al alcance de Medellín y la región energía asequible y no contaminante por medio del Distrito Térmico La Alpujarra, un proyecto pionero en Latinoamérica para cuidar al planeta.

“El primer distrito térmico de Latinoamérica está en Medellín”; “Medellín entra en la onda de las fachadas verdes” y “Proyectos pilotos que combaten el calentamiento global”. De esta forma, la prensa nacional divulgó al mundo la puesta en funcionamiento del primer distrito térmico que se construyó en Medellín, un proyecto que dota de aire acondicionado por demanda a los edificios de la Alcaldía de Medellín, el Concejo Municipal, la Asamblea Departamental, el Área Metropolitana, y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales desde 2016.

“El distrito fue pensado para cumplir con dos objetivos: usar eficientemente el servicio de aire acondicionado y eliminar los elementos contaminantes”, expresa Carlos Arturo Díaz Romero, vicepresidente de Gas de EPM.

El proceso produce agua fría, esta se transporta a los edificios y finalmente se distribuye aire acondicionado en las dependencias, con una circulación de agua eficiente, sin desperdicios, a partir de gas natural y energía eléctrica como fuentes primarias para producir energía térmica.

Este logro fue posible gracias al Grupo EPM, con apoyo de la Secretaría de Asuntos Económicos de Suiza –Seco–, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Agencia Presidencial de Cooperación de Colombia, APC, y la articulación de la ACI Medellín.

El Distrito Térmico La Alpujarra tiene una capacidad de 3.600 toneladas de refrigeración. Hoy, con los clientes que usan el aire acondicionado por demanda, se copa en un 80 %.

Un éxito con sello local

La utilización de distritos térmicos en el mundo es común, sobre todo para generar calefacción en época de estaciones frías. Suiza, Estados Unidos, China, Dinamarca y muchas otras naciones han adoptado esta tecnología de eficiencia energética para disminuir el crecimiento de la huella de carbono.

En Medellín, la reunión de voluntades hizo posible que este distrito térmico se hiciera realidad con un hecho particular: mientras en el mundo estos distritos son comúnmente empleados para hoteles, hospitales y edificaciones privadas, aquí el sector gubernamental fue el primero que se animó a implementar esta solución. “Los clientes creyeron, apostaron, tuvieron deseos de hacer las cosas, esperaron con paciencia y ahora disfrutan de los resultados”, menciona Carlos Arturo Díaz.

Desde el principio, el interés ha sido replicar el sistema en otras ciudades del país, como Bogotá, Cali, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga. Si consideramos que en Colombia la población está centralizada en un 75 % en las ciudades y que casi 70 % de estas se encuentran ubicadas por debajo de 1.500 metros sobre el nivel del mar, existe mucho potencial para el uso del frío, asevera el vicepresidente de Gas de EPM.

Además del servicio, esta infraestructura ha sido pensada con el fin de que cumpla funciones educativas y didácticas para que, en el futuro, otras compañías lo implementen y que sus proyectos no partan de cero, sino con un conocimiento adquirido de esta primera experiencia.

USD 6 millones en aportes de la Secretaría de Asuntos Económicos de Suiza.

Un oasis ambiental

Un elemento diferenciador en este caso de éxito es la intervención urbanística. Situado en una zona compleja de la ciudad, con un tránsito elevado, rodeado de talleres mecánicos y otros comercios, fue un reto levantar una construcción amigable con el medioambiente, sostenible y conectada con el plan integral de renovación del centro.

Por eso, el trabajo no solo fue tecnológico, sino también paisajístico. Esta es una de las razones que maravillan a los visitantes extranjeros, pues los distritos térmicos, por lo general, son construcciones blindadas o escondidas. En cambio, el de Medellín está a la vista y sobresale como un pulmón en medio de una zona de gran movilidad.

Su construcción es antirruido, no requiere mantenimiento por parte de los clientes y aumenta el espacio de uso de la edificación porque se evita la instalación de un chiller o enfriador de agua.

La búsqueda para multiplicar esta clase de proyectos continúa, incluso con otras aplicaciones, como la que se está estudiando en Urabá, a fin de aprovechar objetos residuales y basuras orgánicas para generar energía, en este caso en frío, para la conservación de alimentos.

Al implementar el distrito se aporta a los compromisos de Colombia en el Protocolo de Montreal, a las metas de la Estrategia Colombiana de Desarrollo Bajo en Carbono y del Programa de Uso Racional y Eficiente de Energía, además, se siembra una semilla desde un ámbito regional para preservar la Tierra.

100 % de sustancias agotadoras de la capa de ozono eliminadas. Entre 25 % y 30 % de ahorros en onsumo de energía.

 

2004

Evaluación de desarrollos tecnológicos para  solucionar energéticamente la distribución del aire acondicionado. Se implementó la distribución de agua helada desde EPM hasta Plaza Mayor.

2012

EPM y la Unidad Técnica de Ozono –UTO– del Minambiente se unen para sustituir equipos que funcionan con sustancias refrigerantes agotadoras de la capa de ozono, gases efecto invernadero e ineficientes en el uso de la energía, en edificaciones del sector
de La Alpujarra.

2013

Alianza para desarrollar el Distrito Térmico La Alpujarra y promocionar en el país políticas y acciones que permitan replicar este tipo de proyectos.

2016

Inicia operación el Distrito Térmico La Alpujarra.

“Una experiencia innovadora” Jorge Londoño De la Cuesta

Jorge Londoño De la Cuesta
Gerente General de EPM,
Jorge Londoño De la Cuesta.

¿Por qué el Distrito Térmico EPM es un proyecto estratégico para la ciudad y para la empresa? Esta iniciativa hace parte del portafolio de crecimiento y búsqueda de nuevos productos y servicios de EPM, que apalanca la estrategia para favorecer territorios competitivos y sostenibles a partir de procesos de eficiencia energética, disminución de costos operativos, fidelización de clientes y reducción de emisiones que contaminan el ambiente. Este tipo de iniciativas impulsan el desarrollo de proyectos encaminados al posicionamiento de Medellín como ciudad innovadora.

¿Cómo aporta al cumplimiento de los ODS? El Distrito Térmico EPM, al generar energía térmica utilizando gas natural como combustible en un sistema de poscombustión de alta eficiencia, es amigable con el ambiente.  Además, es importante destacar que, con la implementación del Distrito en el sector de La Alpujarra, se disminuye el 30 % de los gases efecto invernadero y el 100 % de las emisiones de sustancias agotadoras de la capa de ozono.

¿Cómo ha sido la influencia de la ACI Medellín en este tipo de iniciativas, como vínculo entre empresas e instituciones oficiales locales e inversionistas extranjeros? Este tipo de vínculos son importantes y necesarios porque dan seguridad a los inversionistas al ver que a través de estas agencias se direccionan recursos para la ejecución de proyectos estratégicos para la comunidad y que reflejan gobernabilidad para las regiones. A través de instituciones como la ACI Medellín es posible generar escenarios pedagógicos para promover que los agentes externos evidencien cultura ambiental e innovación.

Déjanos un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>