Medellín hace parte de un grupo selecto de ciudades que trabajan unidas para mitigar los riesgos asociados al cambio climático, una decisión que implica la ejecución de un amplio portafolio de programas que impactará la calidad de vida de la gente.

Según datos de la ONU, cada década hay una pérdida de hielo en el Ártico superior a 1,07 kilómetros cuadrados, el promedio del nivel del mar aumentó en 19 centímetros entre 1901 y 2010, y desde 1970 la cantidad de desastres naturales se ha cuadruplicado a alrededor de 400 por año.

Estas cifras, más que alarmas irreversibles, se han convertido en una motivación y un motor de trabajo para múltiples países que buscan tomar medidas urgentes que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero.

San Francisco, en Estados Unidos, por ejemplo, espera mudarse a cero desperdicios en el 2020; Londres, en Reino Unido, ha reducido el número de vehículos en el distrito central de negocios; y Sídney, en Australia, planea que todos sus habitantes estén a 250 metros, a pie, de un parque verde.

Por el trabajo articulado e integrado a favor del medioambiente, Medellín fue elegida como la ciudad vicepresidenta del Comité Directivo de C40, además, representa a Latinoamérica en conjunto con Santiago de Chile y Quito.

Medellín ha decidido seguir el ejemplo de las grandes capitales con varias acciones. La primera y una de las fundamentales fue incorporar el tema ambiental como bandera del Plan de Desarrollo de 2016-2019, lo que lo convierte en un compromiso de gobierno, asociado a unos indicadores y a unas actividades puntuales. Adicionalmente, la ciudad se unió desde 2016 a la liga de territorios que lideran el camino hacia un futuro más saludable y sostenible: C40. Esta acción conecta a profesionales, crea relaciones de confianza entre países e impulsa, de forma libre y sensible, ideas, soluciones y lecciones que hagan más fuerte el trabajo colectivo de todas las ciudades miembros. Hoy son más de 10.000 acciones ejecutadas por 96 ciudades.

Una ciudad amigable con el planeta

En una apuesta por el mejoramiento ambiental, Medellín ha asumido varios compromisos. Realizar un inventario de gases de efecto invernadero bajo los lineamientos del Global Protocol for Community-Scale Greenhouse Gas Emission (GPC) y firmar tres acuerdos: el Deadline 2020, un documento guía para implementar el Acuerdo de París; la declaración de calles libres de combustibles fósiles; y, por último, alcanzar una distribución equitativa entre toda la población de los beneficios ambientales, sociales y económicos que se generen de las acciones ambientales ejecutadas.

Corrededores verdes en Medellín
Avenida Oriental, una apuesta por la sostenibilidad y espacios verdes para el mejoramiento de la calidad del aire.

Asimismo, el municipio se ha propuesto consolidar una red ambiental conformada por 30 Corredores Verdes que conectan vías, quebradas, cerros y parques, con beneficios como mejorar la calidad del aire y reducir los niveles de ruido y temperatura; tener 35 ecoestaciones en operación en el Valle de Aburrá, contar con más de 200 vehículos eléctricos, operar el sistema EnCicla que proporciona más de 65.000 viajes diarios en bicicleta y trabajar en un programa piloto que proveerá 1.500 taxis eléctricos mediante un pago concertado y de alto impacto social.

Otras acciones paralelas son tener el inventario de gases de efecto invernadero que identifica cuáles son los sectores que más toneladas de CO2 emiten, desarrollar un plan de gestión para enfrentar el cambio y la variabilidad climática, firmar el pacto por la calidad del aire de Medellín con 83 empresas que se comprometieron a realizar acciones que ayuden a disminuir la emisión de gases contaminantes y avanzar en la renovación del transporte público con buses de tecnología Euro 5.

Gracias a estas acciones, lideradas por la Secretaría de Medio Ambiente con la participación y aporte de empresas privadas, la academia y otras secretarías municipales como Movilidad, Infraestructura y Planeación, Medellín avanza en el tema de sostenibilidad ambiental, están sentadas las bases gubernamentales y se ha generado mayor conciencia ciudadana para que la ciudad continúe en la ruta del crecimiento y de la expansión sostenible.

Un llamado mundial desde la región

Durante la Cumbre Global sobre la Acción Climática (GCAS) y la reunión del Comité Directivo del C40, que se realizaron en septiembre en San Francisco, Estados Unidos, el alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga presentó los avances ambientales de Medellín.

En el evento, el mandatario local destacó la firma del pacto por la calidad del aire que vincula a 83 actores públicos y privados, además de la Red C40 que contiene 446 compromisos con metas a 2030.

Para el mandatario local, “tomar acciones frente al cambio climático ya no es una opción. Podemos tener diferencias políticas y culturales, pero compartimos el amor por nuestras ciudades y por nuestra gente. Sé, además, que tenemos la convicción de entregarles a nuestros hijos un mundo más amable en todo sentido”.

Déjanos un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>