Huertas urbanas y rurales

Una cosecha sembrada en casa

Cada mañana, don Mario Pimienta encuentra una motivación para levantarse temprano. Cuida sus plantas de cilantro, pimentón, lechuga, acelga y rábano con la misma devoción que a sus nietos o a su familia. Es un ritual cotidiano y paciente: sembrar, regar, esparcir la tierra y revisar si sus cultivos están listos para compartirlos en la mesa. Él, con sesenta años de matrimonio, cinco hijos y retirado de su vida laboral, hace de su huerta urbana un motivo para aprender, comer saludable y disfrutar de una terapia a la que dedica tiempo y ganas.

“Es una experiencia muy placentera porque sé que me alimento bien, con verduras sin contaminantes y con la alegría de saber que son resultado de mi propio esfuerzo”, explica don Mario. De todo lo que tiene sembrado en las doce canastas de su patio trasero afirma, entre sonrisas, que no le agrada el rábano y que le gustaría plantar cebolla de huevo, su favorita.

Huertas con Vos también brinda asesoría y acompañamiento técnico a los cultivos que son fruto de un esfuerzo personal o familiar. Así, la Administración Municipal pone la trayectoria y el equipo humano necesario para llevar el conocimiento a los territorios.

Huertas urbanas y sociales
Mario Pimienta y su huerta urbana en la comuna 9 de Medellín, Buenos Aires.

Este sueño de tener un pedazo de campo en la propia casa, en el oriente de Medellín, nació el día en que escuchó de la voz de sus vecinos que la Alcaldía de Medellín tenía un programa para cultivar en el hogar verduras y hortalizas que sirvieran para su consumo. Se animó, asistió a los talleres teóricos y prácticos, y finalmente recibió el kit de herramientas compuesto por rastrillo, regadera, palita, canastas plásticas, abono y semillas.

Así opera Huertas con Vos, un programa de la Administración Municipal que garantiza el consumo de productos saludables, variados, suficientes, sanos y planificados.

Para la secretaria de Inclusión Social, Paulina Suárez Roldán, “esta iniciativa mejora las condiciones de seguridad alimentaria, logra unos ahorros por familia y por mes cercanos a los $ 70.000, fortalece las relaciones familiares y construye tejido social”.

Estas huertas, más que generadoras de víveres suficientes y sanos, son infraestructura, desarrollo económico, apoyo agrícola, educación, salud, trabajo social e incentivo para explorar nuevas y diversas preparaciones gastronómicas.

Sostenibles y productivos bajo techo

Para hacer parte de Huertas con Vos se necesita la disponibilidad de mínimo 10 metros cuadrados de la terraza, patio o zona verde en la zona urbana y de 100 metros cuadrados en el área rural, diligenciar un documento en las convocatorias vigentes, asistir a unos talleres en los que se aprende desde cómo sembrar hasta cómo enriquecer las comidas y acompañar el proceso de crecimiento, cosecha y cuidado de las plantas con biocompuestos y biopreparados.

Esteban Gallego Restrepo, director de Seguridad Alimentaria de la Alcaldía de Medellín, explica que “este proyecto es sostenible, tiene indicadores y brinda capacidades a las personas para que ellas se apropien y continúen con sus huertas en el tiempo”.

Cuando la cosecha familiar es tan productiva que supera los 50 kilogramos, se generan unos excedentes que pueden ser aprovechados para su comercialización y venta. Con esta Alianza por el Buen Vivir se apoyan los dos eslabones más vulnerables de la cadena productiva: los agricultores familiares y el consumidor final, al mejorarles a los primeros las condiciones de venta y ofrecerles a los segundos un producto de calidad a muy buen precio.

Esta experiencia local ha sido asesorada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura —FAO—, para que se generen ingresos con modelos agroproductivos y se visibilicen ante el mundo sus resultados para encontrar los mejores aliados internacionales en su ejecución.

Este es un modelo asociativo, democrático y solidario que posibilita, por ejemplo, que las familias asociadas vendan cada mes 14 toneladas de papa criolla a los restaurantes escolares de la ciudad.

De esta manera, se trabaja desde Medellín, en conjunto con otros programas, para satisfacer las necesidades nutricionales de los más vulnerables, erradicar el hambre extrema y la desnutrición, y facilitar el acceso a alimentos nutritivos y suficientes durante todo el año.

Una huerta urbana

  • Lechuga crespa verde
  • Repollo morado
  • Tomate
  • Rábano
  • Pimentón
  • Acelga
  • Remolacha
  • Zanahoria

Una huerta rural:

  • Lechuga crespa verde
  • Lechuga crespa morada
  • Repollo verde
  • Repollo morado
  • Tomate
  • Zanahoria
  • Remolacha
  • Pepino
  • Cilantro
  • Acelga
  • Calabacín
  • Cebolla de huevo roja
  • Rábano
  • Frijol rojo
  • Arveja
  • Habichuela
  • Curuba
  • Lulo

One Comment

  1. Mary Isabel velasquez

    Me gustó mucho estos proyectos es algo muy especial ver cómo se puede cultivar desde casa donde encuentro estos cursos yo soy de Manrique la Salle

Déjanos un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>