Medellín - Colombia

La capital de Antioquia es uno de los municipios más avanzados de Latinoamérica que articuló su Plan de Desarrollo 2016-2019 con el 70 % de los indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Una señal de compromiso local con la equidad, el bienestar y el cuidado del planeta.

Que los niños y jóvenes cumplan sus sueños en el marco de la legalidad, que la gente pueda imaginar grandes proyectos y tenga herramientas para lograrlos, y que los ciudadanos tengan en común el amor por una ciudad segura, legal, equitativa y sostenible, son algunas de las metas que Medellín definió al año 2019 en su Plan de Desarrollo que, además, se articulan con el llamado universal de la Organización de las Naciones Unidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

166 indicadores del Plan de Desarrollo Medellín Cuenta con vos dan razón de 144 indicadores ODS de la ONU.

Este trabajo de relación entre objetivos, metas conexas e indicadores inició con la voluntad de la Administración Municipal de ser coherentes con la agenda programática mundial, de no dejar a nadie atrás en el camino del crecimiento económico y de resolver necesidades puntuales en temas como el desarrollo humano y el fortalecimiento de las alianzas interinstitucionales.

Para Ana Cathalina Ochoa Yepes, directora del Departamento Administrativo de Planeación de Medellín, DAP, lo más importante fue repensar el territorio y qué acciones debían tomarse para transformar el presente y el futuro. “Otro logro es entender la importancia de vincular a otros sectores como el privado, la sociedad civil y otras organizaciones que suman esfuerzos para que todo sea posible”.

La ruta del futuro

La agenda global a 2030 para el desarrollo sostenible, aprobada por líderes de 193 gobiernos en la Cumbre de las Naciones Unidas en el año 2015, ha encontrado en el gobierno municipal, un compromiso; en los diversos actores, unos aliados; y en la gente, un empoderamiento que se debe fortalecer con el tiempo a través de acciones cotidianas como usar más el transporte público o compartir el propio vehículo para proteger el medioambiente o hacer de la educación un proyecto de vida para ser “los mejores” de la medicina o el arte, de la cocina o del derecho.

La estructuración y relación de ambas rutas de trabajo inició con la realización de ejercicios de análisis, discusión, ajustes y validación de indicadores propuestos por el DAP con mesas internas y temáticas de discusión; siguió con la revisión de metas asociadas y finalizó con la socialización pública del documento final y su aprobación en el Concejo de Medellín.

Por otro lado, el seguimiento al Plan de Desarrollo se realiza cuatro veces al año, dos por ley cada semestre y dos por decisión gubernamental en marzo y en septiembre. Esta es una manera de verificar el logro de los indicadores y las metas para tomar medidas oportunas que impulsen la ejecución de programas y proyectos que impacten la calidad de vida de la población.

Así, con la unión de esfuerzos, la confianza ciudadana en las instituciones, la inversión de más recursos en los barrios más vulnerables y la ejecución de actos cotidianos que evidencien la responsabilidad individual, Medellín se verá mejor en el futuro, un compromiso que es de todos.

 

Déjanos un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>