Bancuadra, El crédito de la igualdad y la esperan

La inclusión financiera es el punto de partida para que Medellín fortalezca las redes comunitarias, garantice la inclusión y la seguridad integral. Una iniciativa de igualdad con respaldo internacional a través de la Fundación Bloomberg Philanthropies.

“Préstamos al instante, sin aval, sin revisar centrales de riesgo, sin complicaciones, sin estudio de crédito y sin garantías. Llámanos o nosotros vamos”. Adoptar esta promesa de servicio que por años ha sido usada por el crédito ilegal en Medellín, es quizá el mayor mérito de Bancuadra, programa de la Alcaldía de Medellín que busca combatir la práctica de los pagadiarios y reducir la desigualdad con créditos de libre inversión e intereses mínimos para los sectores más vulnerables.

Lo que comenzó como una iniciativa de crédito, adscrita al Banco de las Oportunidades de Medellín, es ahora una estrategia alrededor de la confianza que crea comunidad y seguridad integral.

¿Por qué confianza? No solo porque se otorgan préstamos con requisitos mínimos a los comparados con la banca tradicional, también porque para acceder a un crédito en esta entidad se requiere formar un grupo de entre 5 y 19 personas, amigos, vecinos o familiares que se recomienden, respalden, motiven al pago y, sobre todo, que compartan sueños.

Bancuadra, El crédito de la igualdad y la esperan
Luz Yamile Murillo, en su negocio de comidas rápidas al occidente de Medellín.

Además, Bancuadra es seguridad integral para las comunidades porque más allá de solucionar problemas de consumo del día a día, mejora las condiciones de vida, fomenta la creación de empresas y les resta acción a los ilegales que, a través de microcréditos, se enriquecen, endedudan y empobrecen a los más necesitados con altas tasas de interés, y, en la mayoría de los casos, violentan a los que no pueden pagar.

“Volví a dormir tranquila y lo mejor, volví hasta a soñar”, dice Luz Yamile Murillo, una de las beneficiarias del crédito que pasó de pagar 20 mil pesos de intereses en un pagadiario de 100 mil pesos a 3.640 pesos por un crédito de la misma cuantía en Bancuadra. “Dejé el miedo de que me quitaran la nevera, el televisor o la vida si no podía pagar”, señala. Ahora, Luz Yamile estableció su negocio de frituras en el barrio Tirol III de Nuevo Occidente y cuida su crédito con la ilusión de, más adelante, financiar un restaurante.

Su grupo de confianza está integrado por seis personas y ella es “la llave” que se encuentra pendiente de que todos paguen la cuota semanal correspondiente a un desembolso que inició con $200.000 para cada uno y que ascendió a los $400.000 por el buen comportamiento de pago.

La Agencia de Cooperación e Inversión de Medellín y el Área Metropolitana –ACI Medellín– coordinó y articuló la creación de Bancuadra y su postulación al premio Mayor´s Challenge de la Fundación Bloomberg Philanthropies, que aportó un millón de dólares para su financiación.

Romper el círculo de la pobreza

“La ilegalidad se ataca con oportunidades y las oportunidades rompen la brecha de la desigualdad”, dice Valentina Aguilar, directora técnica de Bancuadra. Atadas a la alternativa financiera hemos creado soluciones para que la delincuencia deje de alimentarse con el miedo. Bancuadra recobra los vínculos sociales de la comunidad, incluye y conecta a personas para que recuperen su valía y reduce la pobreza”, agrega.

Bancuadra también sueña con llegar a cada cuadra de Medellín. Desde sus inicios salió a buscar a los que necesitan crédito a través de agentes que socializan el proyecto en las comunidades, explican los requisitos y beneficios y entrega créditos que demuestran que más allá de los pagadiarios está un Estado que lleva la oferta a donde se necesita y no deja espacio a la ilegalidad porque crea oportunidades, dice por su parte María Fernanda Galeano, secretaria de Desarrollo Económico.

La confianza en el vecino, en la institucionalidad, en los ciudadanos que no han sido incluidos por los sistemas tradicionales, se convierte, a través de Bancuadra, en una herramienta para romper el círculo de pobreza, decirle “no” a la violencia y volver a imaginar un futuro, una nueva Medellín.

En línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 10, esta iniciativa disminuye la desigualdad a través del acceso al crédito, la reducción de la pobreza, la generación de valor adquisitivo y la satisfacción de las necesidades de las poblaciones menos favorecidas.

Las oportunidades de Bancuadra

10.910

Créditos de consumo entregados

1.698

Redes de confianza creadas

$2.443

Millones colocados

1.037

Personas capacitadas en finanzas personales

Déjanos un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>